DIRECCIÓN: Avenida Galán Diagonal 50B N°44-49 - Rionegro Antioquia - TELÉFONO: (094)5610654
Inspección y Vigilancia a cargo de la Secretaría de Educación de Antioquia.

XI Feria Educativa Rionegro

XI Feria Educativa Rionegro

Realizamos de la mano con MEEDUCA – Mesa de Educación del Oriente Antioqueño – la XI Feria Educativa Rionegro, allí estudiantes de 10 y 11 de los municipios del Oriente se dieron cita para conocer de primera mano la oferta de educación superior en las instituciones de educación superior.

En esta feria que tuvo lugar el miércoles 14 de agosto de 2019, participó CETASDI, nuestra institución con programas técnicos para ofrecerle a todos los estudiantes que están próximamente a graduarse, además de todos los beneficios de estudiar un programa técnico con CETASDI.

La Mesa de Educación del Oriente Antioqueño –MEEDUCA, tiene como objetivo articular los procesos educativos al desarrollo del Oriente Antioqueño y en la actualidad está integrada representantes del grupo de universidades, instituciones universitarias de educación tecnológica, técnica y de formación para el trabajo y el desarrollo humano de la región.

La invitación a estos estudiantes de las diferentes instituciones educativas de los municipios del oriente antioqueño para que busquen su mejor opción de estudiar un programa técnico con énfasis en el desarrollo humano, y además dándole la oportunidad de continuar y homologar estudios superiores con otras instituciones de educación superior con las que CETASDI tiene convenio, además de las practicas empresariales con las empresas de la región.


¿Por qué es importante estudiar?

¿Por qué es importante estudiar?

Es importante estudiar porque la consecuencia de no estudiar es la ignorancia, y los ignorantes son víctimas fáciles de la manipulación personal y social.

Porque la primera pequeña compuerta que hay que abrir para embarcarse en la tarea del estudio es el deseo de saber. Si esa puerta permanece cerrada, uno se expone a meterse entonces en cosas tal cómo un sistema de educación de memorización total al pie de la letra, que no dará como resultado una adquisición de conocimiento alguno. Un sistema así sólo produce estudiantes titulados que pueden quizás contar hechos como loros, pero sin una comprensión real o capacidad para hacer nada con aquello que se les ha enseñado.

¿Cuál es entonces el propósito de que uno estudie?

Hasta que clarifique eso, usted no puede hacer que esa sea una actividad sensata.

Algunos estudiantes estudian para examinarse. El estudiante piensa para sí mismo: “¿Cómo voy a repetir esto cuando me hagan cierta pregunta?” o “¿Cómo aprobaré el examen?” Eso es una locura completa, pero desafortunada mente es lo que muchos estudiantes han hecho en la universidad.

Tome el ejemplo de un hombre que ha estado edificando casas durante mucho tiempo, y que un día tiene un ayudante al que acaban de enseñar en la universidad a construir casas. ¡Se vuelve loco! La persona entrenada académica-mente lo ha estudiado durante años, sin embargo no sabe nada sobre el tema. Y el hombre práctico no sabe por qué es esto.

Razones

La razón es que el que acaba de pasar por la universidad ha estudiado todos sus materiales para pasar el examen; no los estudió para edificar casas. El hombre que ha estado ahí, trabajando en la práctica, no es necesariamente superior a la larga; pero es, con toda seguridad, capaz de edificar casas porque todo su estudio está basado en: “¿Cómo voy a aplicar esto para edificar casas?” Cada vez que ve un anuncio, información escrita o cualquier otra cosa, se hace la misma pregunta según va leyendo todo el material: “¿Cómo puedo aplicar esto a lo que estoy haciendo?” Esa es la diferencia básica e importante entre el estudio práctico y el estudio académico.

Esta es la razón de que algunos fracasen en la práctica tras haber conseguido un título. En lugar de mirar los datos y pensar: “¿Estará esto en el examen?”, sería mucho mejor que uno se preguntara: “¿Cómo puedo aplicar este material?” o “¿Cómo puedo realmente usar esto?” Haciendo esto, una persona sacará mucho más provecho de lo que estudia y será capaz de aplicar realmente lo que estudie.

El estudiante que ya lo sabe todo

En el tema del aprendizaje en sí, el primer dato que hay que asimilar y el primer obstáculo que hay que vencer es: Usted no puede estudiar un tema si, para empezar, piensa que ya lo sabe todo sobre el mismo. Un estudiante que piense que sabe todo lo que hay que saber sobre un tema no será capaz de aprender nada de él.

Una persona podría estar ya familiarizada con un tema a través de una experiencia anterior y al haber tenido éxito en ese campo, ahora tiene la idea de que lo sabe todo sobre él. Si una persona así hiciera entonces un curso sobre ese tema, estaría estudiando a través de una pantalla de: “Yo sé todo sobre esto”.

Con ese obstáculo de por medio, uno puede quedar totalmente atascado en sus estudios y no progresar. Esto es verdad para cualquier estudiante sobre cualquier tema.

Si uno puede decidir que no lo sabe ya todo sobre un tema y se puede decir a sí mismo: “He aquí algo a estudiar, estudiarlo”, puede vencer este obstáculo y ser capaz de aprender.

Esto es un dato muy, muy importante para cualquier estudiante. Si comprende esto y lo aplica, tiene abierta de par en par la puerta de acceso al conocimiento.

¿Por qué estudiar?

A todos nos dicen que es importante estudiar, ¿pero por qué? Hay muchas razones en realidad… todas íntimamente relacionadas:

Es importante porque quien estudia adquiere conocimientos el conocimiento es lo único que puede ayudarte a desarrollar tus capacidades completamente lo que sabes te ayudará a protegerte en caso de peligro.

quienes estudian mantienen sus cerebros funcionando sanamente, y sus cuerpos sanos también como consecuencia de eso.

Es importante porque saber cosas y entender las razones por las que son o suceden así es lo que te permite cuestionarlas y traer progreso a toda la humanidad.

No te arriesgues a dejar de ser una persona para comenzar a ser un instrumento: estudia. No mereces menos que ser un mejor ser humano.

A pesar de todo el énfasis que se le da a la educación en nuestra sociedad, es extraordinario darse cuenta de que nunca ha habido una verdadera tecnología de estudio o una tecnología de educación. Suena inverosímil, pero es cierto. Hubo una tecnología escolar pero no tenía mucho que ver con educación. Consistía en la tecnología de cómo ir a la escuela, cómo se le enseña a uno y cómo se le examina a uno, pero no había ninguna tecnología real sobre educación o sobre estudio. Al faltar una tecnología así, a la gente le resulta difícil lograr sus metas. El saber cómo estudiar es de una importancia vital para cualquiera.


XII Encuentro Educativo del Oriente Antioqueño

XII Encuentro Educativo del Oriente Antioqueño

La educación en Colombia es un derecho ciudadano y una prioridad del gobierno. De conformidad con la Constitución de 1991 y la Ley General de Educación de 1994, todos los colombianos tienen derecho a acceder a la educación para su desarrollo personal y para el beneficio de la sociedad. La educación obligatoria actualmente es de 10 años, desde los 5 hasta los 15 años de edad, equivalente al promedio de la OCDE (desde los 6 hasta los 16).2 En un esfuerzo por ampliar el acceso y mejorar las competencias, muchos países, incluidos otros con economías emergentes como México y Chile, han ampliado el período de educación obligatoria. De acuerdo con el PND, Colombia también busca que para el año 2030 la educación obligatoria incluya la educación media.

(Tomado de https://www.mineducacion.gov.co/1759/articles-356787_recurso_1.pdf)

Camino al 2030, en el oriente antioqueño tenemos muchos retos, en materia educativa, retos que desde las diferentes instancias gubernamentales y privadas hemos trabajo para lograr una articulación buscando el beneficio a todos sus habitantes.

Es por esa misma razón, que CETASDI ha organizado el XII Encuentro Educativo del Oriente Antioqueño, en dónde hablaremos del desafío y la recomendación OCDE para nuestro país en torno al Marco nacional de Currículos y sus Implicaciones en la Educación Media, Postmedia, etc.

XII Encuentro Educativo del Oriente Antioqueño
XII Encuentro Educativo del Oriente Antioqueño

Así mismo, en este encuentro tenemos la oportunidad de hablar de la Revolución 4.0, aplicada a la educación y sus diferentes desafíos.

Para este encuentro contamos con la presencia de dos conferencistas: por un lado el doctor Francisco Javier Jiménez Ortega, Asesor y Consultor Nacional en Educación y Pedagogía; y por el otro lado, el doctor Luis Jaime Osorio Arenas, director de Ciencias, Tecnología e Innovación de la Gobernación de Antioquia.

La fecha a realizarse es el viernes 26 de abril de 2019, a partir de las 7:45 a.m. en el auditorio de CETASDI, Avenida Galán Diagonal 50B N° 44-49 en Rionegro, Antioquia.


Día del idioma

¿Qué es el Día del Idioma?

El Día del Idioma es un homenaje a la memoria del gran escritor español Miguel de Cervantes Saavedra, quien contribuyera al engrandecimiento de la lengua española por su obra maestra “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”. Esta novela, publicada en el año 1605, logró consolidar nuestro idioma y su autor llegó a la cima de la gloria de la Literatura Universal, compartiendo honores con Homero, Dante y Shakespeare.

La profunda realidad del personaje ha hecho que el famoso caballero “Don Quijote de la Mancha” se convierta en el símbolo universal de la lengua española. Por la capacidad de haber creado una fábula y una serie de personajes en los que caben los defectos, las virtudes, las debilidades y aspiraciones de la vida humana, Miguel de Cervantes mereciese el título de “Príncipe de los Ingenios Españoles”.

Cervantes preparaba una nueva versión de “El Quijote” que se escenificaría al parecer en América, pero luego de una penosa enfermedad falleció en Madrid, el 23 de abril de 1616. Todos los años, cada 23 de abril, se celebra en el mundo de habla hispana el “Día del Idioma”.


Fue un hombre de contradicciones, soldado por desafuero, novelista por convicción, poeta irónico y certero, dramaturgo. Nació el 29 de septiembre de 1547 en Alcal� de Henares, o por lo menos eso es lo que se dice, aunque hay versiones de otras fechas y años, nadie tiene el dato exacto. Su padre, de ascendencia cordobesa y antepasados gallegos, se llamaba Rodrigo de Cervantes y era cirujano, que era en esos día un oficio muy abierto, y así como extirpaba muelas, curaba dolores y cos�a heridas. Un verdadero “matasanos”.Biografía de Miguel de Cervantes Saavedra

Su madre fue Leonor de Cortinas, de la cual apenas se sabe nada, excepto que era natural de Arganda del Rey. Miguel era el menor de cinco hermanos y no existen datos precisos sobre los estudios, que, sin duda, no llegaron a ser universitarios. Se deduce, por el personaje del bachiller Sansón Carrasco, que Cervantes sentía cierta repulsión por los togados. Sin embargo hay algunas pistas en documentos de la época que sugieren que Cervantes pudo haber asistido a alguna institución educativa en Sevilla. También es muy posible que estudiara en la Compañía de Jesús, ya que en la novela “El coloquio de los perros” elabora una descripción de un colegio de jesuitas con ciertas alusiones a la que será su vida estudiantil.

Los más antiguos rastros que hay de su paso por la vida se originan en 1566, cuando se establece en Madrid. Asiste al Estudio de la Villa, regentado por el catedrático de gramática Juan López de Hoyos, quien en 1569 se le pide un libro sobre la enfermedad y muerte de la reina doña Isabel de Valois y este incluye tres poesías de Cervantes.

En 1569, viajó a Roma. Allí leyó los poetas caballerescos que influirán sobre su obra. En esos días comienza a configurar sus relatos que hoy son conocidos como “Novelas Ejemplares” y de que vale la pena nombrar “El licenciado Vidriera”, la historia de un médico que piensa ser de cristal, por supuesto, un borrador del Quijote.

El 7 de octubre de 1571 participó en la batalla de Lepanto, y como diría Cervantes:”la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros”, formando parte de la armada cristiana, dirigida por don Juan de Austria. De dicha batalla naval salió herido de dos arcabuzazos en el pecho y perdió una mano, de ahí procede el apodo ” El manco de Lepanto”.

La mano izquierda no le fue cortada, sino que se le anquilosó al perder el movimiento de la misma cuando un trozo de plomo le seccionó un nervio. Aquellas heridas no debieron ser demasiado graves, pues, tras seis meses de permanencia en un hospital de Messina, Cervantes reanudó su vida militar, en 1572. Su condición de soldado le lleva a tomar parte en otras expediciones militares, hasta que, regresando a España, es apresado, junto con un hermano suyo, por los piratas berberiscos al mando de Arnaute Mam�.

Comienza así un periodo de duro cautiverio en Argel, que se prolonga más de cinco años. Cervantes intenta evadirse cuatro veces, poniéndose en peligro por salvar a sus compañeros, y al fin es rescatado por los Padres Trinitarios, cuando estaba a punto de ser conducido a Constantinopla. Tiene entonces treinta y tres años. Hasta aquí su época heroica; de ahora en adelante una vida gris llena de decepciones. Se instala en Madrid y en 1584 se casa con una joven de Esquivias, Catalina de Salazar y Palacios de la que luego se separa.

Publica su primera obra, La Galatea, y, abandonando el pueblo de su mujer, se dedica a recoger víveres para la Invencible. Viaja por diversas ciudades de Andalucía en el desempeño de su cargo y es encarcelado dos veces en Sevilla, una de ellas al quebrar el banquero en cuyas manos había depositado Cervantes los impuestos que cobraba de Hacienda, y otra al no poder pagar a �sta ciertos atrasos. También en 1589 Fue excomulgado por embargar cereales del Cabildo de Sevilla.

En 1605 está en Valladolid. Tiene ahora cincuenta y siete años. Ha terminado su esforzado ir y venir por las ciudades españolas, pero no sus desgracias. El asesinato de un caballero, cometido frente a su casa, da lugar a un nuevo proceso, aunque nada puede probarse contra él. Es acusado de asesinato por lo que pasó por una breve prisión y publicó la primera parte de su obra maestra “El Quijote”.

Cervantes atesora una gran experiencia, rica en conocimientos sobre gentes, lugares y situaciones, su vida y su obra reflejan el proceso de maduración profunda, en todos los sentidos, de un hombre entregado a sus ideales, primero militar y luego literario, con ahínco admirables.

La vida le ofreció la cara adversa; pero este mismo hecho posibilitó la más grande obra de nuestra literatura. El Quijote no se hubiera podido escribir en los años del vivir gozoso y entusiasta, no tanto por falta de madurez literaria, sino por carencia de madurez espiritual. Los últimos años de su vida los pasará en Madrid. Acaba de publicar la primera parte del Quijote y escribe incansablemente. Todavía pretende volver a Italia acompañando al conde Lemos, pero no lo consigue y, a raíz de esto, va dando rápidamente a la imprenta sus últimas obras: Las Novelas Ejemplares, el Viaje al Parnaso, el teatro y la segunda parte del Quijote. La muerte le sorprende el 23 de abril de 1616, pocos días después de haber escrito la dedicatoria del Persiles.

  • Conoce más acerca de El Quijote:
Don Quijote de la Mancha: La Aventura de los Molinos.
 
¿Cómo se originó nuestro idioma?

La palabra idioma tiene procedencia griega y significa la manera de expresarse o el lenguaje usado para comunicarse unos con otros, entre los habitantes de un pueblo de una nación. Muchísimos han sido los idiomas utilizados en el mundo y de ellos, muchos también se han dejado de hablar. A estos se les llaman “lenguas muertas”, la más famosa es el latín. Uno de los idiomas mas antiguos es el s�nscrito, originario de la India donde fue el idioma nacional hasta el siglo III de nuestra era, o la lengua aramea, de la que según los expertos, fue la lengua que hablaba Jesús.

La arqueología, la paleo-demografía y la geografía lingüística cada vez aportan nuevos datos acerca de la probable dispersión del hombre moderno desde las regiones lacustres de África hacia Asia, Australasia y América vía Beringia. Al mismo tiempo, la actividad humana -fabricación de artefactos, intercambios comerciales, innovaciones culturales- forma parte del proceso general de adaptación de la especie. Por consiguiente, las lenguas han tenido que seguir la misma ruta que los hablantes y adaptarse a la necesidad de nombrar cada cosa del universo.

Los idiomas no son entes estáticos, sino que están en constante transformación. Para la muestra lo que ocurre con las jergas juveniles, que hacen a diario ampliar el léxico de nuestro idioma. Las palabras se adaptan a las regiones y las costumbres de las personas y dependiendo de las viviencias de estas gentes le aportan nuevas definiciones. Nuestro bello idioma se originó en Castilla (España) hacia el siglo IX d. C, pero le tomó varios siglos para consolidarse como una lengua.

El idioma español se extiende hoy por todo el planeta, es la segunda lengua más importante del mundo y la tercera más hablada con 400 millones de habitantes nativos. El castellano, tal como hoy lo conocemos es fruto de un proceso de transformaciones de más de un milenio, que involucra a diversas lenguas de los habitantes de la Península Ibérica que se fueron modificando por influencia de los invasores romanos, godos y árabes. Hacia el final del siglo XV, con la unión de los reinos de Castilla y Aragón, que extendieron su dominio sobre la mayor parte de la península, la lengua de Castilla, el castellano, se fue imponiendo sobre otros idiomas y dialectos y fue traída a América por los conquistadores.

El español llegó al continente americano a través de los sucesivos viajes de Cristóbal Colón y, luego, con las oleadas de colonizadores que buscaban en América nuevas oportunidades. En su intento por comunicarse con los indígenas, recurrieron al uso de gestos y luego a intérpretes europeos o a indígenas cautivos. Gracias a la interacción entre las múltiples culturas de América y los colonizadores, el español fue aprendido por los indígenas en gran parte del continente. Sin embargo, muchos pueblos conservaron sus lenguas, y aún hoy perduran en sus culturas, aunque también hablan castellano.


¿Desde cuándo se celebra el Día del Idioma en Colombia?

Durante el gobierno del presidente Alfonso López Pumarejo se instituyó, mediante el Decreto 707 de 1938, que el día 23 de abril, fecha en que se cumple el aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra, se celebrara en Colombia el Día del Idioma.

A raíz del III Congreso de Academias de la lengua Española, realizado en Bogotá en julio y agosto de 1963, el gobierno colombiano sancionó como Ley el Decreto 707 del 23 de abril de 1938, convirtiéndose así en la Ley 2a de 1960, como homenaje a tan importante certamen y en una demostración de aprecio por nuestro lengua.

Publicamos aquí el Decreto 707 del 23 de abril de 1938.

DECRETO NÚMERO 707 DEL 23 DE ABRIL DE 1938 por el cual se instituye el DÍA DEL IDIOMA.

El Presidente de la República de Colombia, en uso de sus atribuciones legales,

DECRETA:

Artículo Primero – Señálese el 23 de abril de cada año para celebrar el DÍA DEL IDIOMA, como homenaje al insigne Miguel de Cervantes Saavedra.

Artículo Segundo – En los establecimientos de enseñanza primaria, secundaria y normal los respectivos maestros o profesores dictarán en ese día conferencias sobre el idioma castellano, y darán lectura a trozos escogidos del QUIJOTE; o de otras obras célebres de la literatura española.

Artículo Tercero – En las escuelas normales y en los colegios de enseñanza secundaria que dependan de la Nación se abrirán concursos para premiar el mejor estudio sobre el idioma castellano. Los alumnos vencedores recibirán del Ministerio de Educación Nacional un ejemplar del Quijote y una mención honorífica por sus méritos en el la propaganda y defensa del idioma patrio. La calificación de los concursos se hará por comisiones formadas por miembros de la Academia de la Lengua.

Comuníquese y publíquese.

Dado en Bogotá el 23 de abril de 1938.

(Fdo.) ALFONSO LÓPEZ PUMAREJO

El Ministro de Educación Nacional,
(Fdo.) JOSE JOAQUIN CASTRO MARTINEZ.

Para más información, haga clic aqu�


close-link

OFERTAS DE EMPLEO

IR A LAS OFERTAS DE EMPLE
close-link